Foro Aguila

El unico foro para hablar de lo que se antoje


No estás conectado. Conéctate o registrate

LA HISTORIA DEL LIENEAGE 2 PARTE VI

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

1 LA HISTORIA DEL LIENEAGE 2 PARTE VI el Dom Abr 20, 2008 3:48 pm

pablogos9

avatar
Administrador
Administrador
CAPITULO XVI – EL FINAL DE LA EDAD DORADA –

La edad de oro de Elmoreden llego sobre 100 años después de su creación, durante el reinado del Emperador Baium. Con un gran carisma y habilidad de liderazgo, Baium creo la armada más poderosa de la historia del reino. La armada condujo a los orcos, que tenían una influencia considerable en las partes mas al norte de Elmore, a los bosques negros, conocidos posteriormente como el Reino Orco. Además, la armada de Baium lanzo repetidos ataques contra el reino de Perios, y finalmente ocupó las regiones sureñas de Gracia.

En sus últimos años, Baium perdió interés en la conquista y uso las fuerzas del reino para comenzar la construcción de una elaborada torre que se elevaba hasta las nubes.

“Mi nombre inspira temor en cada rincón del continente. Decenas de miles de vidas pueden ser perdidas o salvadas con un simple movimiento de mi mano. Mi poder es absoluto. Solo poder tener este poder por algunas décadas, ¡No puedo permitirlo! No – ¡Debo obtener una vida eterna de los dioses y dominar mi reino por siempre!”

La magnífica torre que diseñó Baium tomo 30 años en su construcción. Intento usar la torre para escalar hasta la residencia de los dioses y obtener el secreto de la vida eterna. Cuando hubo escalado la torre, los dioses objetaron sus planes y le dieron esta respuesta:

“Hijo de los humildes humanos, y un mismo humano: ¿Te atreves a mancillar nuestro hogar para conseguir una vida eterna? ¿No has aprendido nada de la lección a los gigantes? Muy bien, si la vida eterna es lo que deseas, debemos atender a tu petición. Pero jamás deberás abandonar tu torre.”

Habiendo llevado la furia de los dioses a si mismo, Baium se encontraba atrapado para toda la eternidad en lo mas alto de su propia torre. Después de la repentina desaparición del emperador, una feroz competición irrumpió entre la familia real por la disputa del trono. Numerosos aristócratas también vieron la oportunidad de reclamar el trono, lo que dejo a todo el reino de Elmoreden sumido en un conflicto interno. Los costos y la labor requerida para la construcción de la torre ya habían mermado al reino. La unión del conflicto y la lucha por el trono vacante fue la gota que colmo el vaso. El resplandeciente reino de Elmoreden, poderoso en el continente por más de 1000 años cayó rápidamente en declive. Solo en unos 20 años, el reino se encontraba inmerso en el desorden y la confusión.

CAPITULO XVII – UN RETORNO AL FUEGO DEL CAMPAMENTO –

La historia, que había sido cambiada por una comida y la calidez del fuego, continuaba hacia una desagradable dirección. No conocíamos la identidad de este extranjero, ni siquiera sabíamos porque nos estaba contando estas historias. Aun así prestábamos atención, un público cautivado, incapaz de mirar a otro lado o moverse, como si una fuerza invisible nos mantuviera clavados a nuestros asientos.

El hombre actuaba como si no hubiera nadie más. Agarro unas cuantas ramas y hojas secas y las arrojo al fuego agonizante. Las llamas, que prácticamente estaban extinguidas, ardieron nuevamente con renovado vigor. El hombre ni siquiera había mirado en nuestra dirección cuando comenzó a hablar de nuevo.

“Mi relato esta ya cerca del final. La historia que estoy a punto de contar es muy familiar – de la lucha de poder entre los humanos que sigue incluso en nuestros días. Esta es la historia del continente después del desmoronamiento de Elmoreden.”

CAPITULO XVIII – BATALLA POR EL CONTINENTE –

Aunque la destrucción de Elmoreden sirvió para retrasar la caída del reino de Perios, nada podía parar las inminentes plagas de las regiones del sur de Gracia, ni el frío devastador que lo barría todo desde el norte. Como Elmoreden antes que ella, Perios desapareció en los polvorientos tomos de la historia.

Después de la caída de estos, que una vez grandes reinos, la tierra se vio convulsa en una horrible agitación y los oscuros tiempos evocaron las memorias de la consecuencia de la gran plaga. La aristocracia humana lucho entre ella por la supremacía e incluso concedió tierras a los seres no humanos a cambio de ayuda militar. Los orcos usaron esta oportunidad para ganar un equilibrio, sirviéndose de su fuerza para ello. Reorganizando sus ejércitos, los orcos emprendieron de nuevo su campaña para dominar el continente. Sus ejércitos eran poderosos y pronto ocuparon las partes norteñas de Elmore, pero la lucha entre los orcos nobles y los de baja cuna debilitó su energía.

En medio de estos conflictos, los elfos no podían hacer más que luchar por sus vidas contra sus oscuros hermanos. Y los enanos no eran ningún adversario para el ejército de orcos que actuaba violentamente y fueron empujados fácilmente a un lado.

En este tiempo, emergió una facción humana dominante, conocido como el reino de Elmore. Sus pretensiones de ser descendientes directos del emperador de Elmoreden, fueran verdad o mito fueron aceptadas por la mayoría, porque tenían la verdad de la fuerza y el acero tras sus palabras. El ejército de Elmore chocó con el ejército de los orcos en muchas fabulosas batallas. La guerra emprendida duro por varios años, causando incontables bajas en cada lado. Las fuerzas estuvieron igualadas eventualmente, porque aunque los humanos superaran en numero a sus enemigos, la increíble fuerza del poderoso ejercito orco hacia de el un enemigo formidable. Al final, de todas formas, derrotados gravemente, los orcos fueron conducidos otra vez de nuevo a sus propias tierras, donde consumieron el tiempo planeando su venganza. En cuanto a los enanos, los pocos que permanecían en el continente fueron expulsados a las profundidades de las montañas Spine.

Con su fuerza militar ahora disminuida, el ejército de Elmore ganó finalmente el control de todas las tierras del norte y avanzó hacia el sur, buscando juntar el continente entero bajo la bandera de Elmore. Pero esta unificación no se realizó. El Oren, el más poderoso de los reinos del Sur, evitó al ejercito invasor con sus fuertes magos y sus soldados bien entrenados, y Elmore no se pudo igualar a un ejercito que luchaba por defender su tierra.

Varios reinos meridionales crecieron bajo la protección de Oren y juntos empezaron a formar una nación. Estos reinos mantuvieron el equilibrio entre sí y crecieron fuertes y prósperos.
CONTINUA bounce study

Ver perfil de usuario

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.